domingo, 10 de abril de 2011

Martes de ausencia

Los martes suelen ser fatales
porque tú ya te has ido
se vuelven casi letales
mis lágrimas ya no mido.

Las horas se vuelven largas
los minutos insufribles
los suspiros son tan amargos
que parecen de gengibre.

Y por más que cierro mis ojos
ya ni en sueños te alcanzo
ni me alcanzas vigilante
en las paraderas de antaño.

bebj

2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario