sábado, 9 de abril de 2011

CRITICA SOCIAL

Acepto la crítica
esa de social envergadura,
donde se sienta un juez
no menos pecador,
no menos altanero,
no menos triste
atado a su envoltura.
Vómita
desde su escritorio
un claustro
de pergaminos enrollados.
¿Qué culpa tengo
¡ si te amo!....
Si amo tus pasos
a la luz de la luna,
o el claro canto del día
que amanecí en tus brazos?.
¿Qué les importa si tu risa
se desgrana con la mía,
o te regalo una rosa,
solo una perfumada amiga
que cuelga de tu ventana?.
¿Qué importa si desvarío,
en medio de alguna nota silente
como si no fuera el hastío
el que daña a la demás gente?.

BE BJ

No hay comentarios:

Publicar un comentario