sábado, 9 de abril de 2011

EN COPIULEMU

En un oscuro cielo rojo
lleno de pedazos de vidrios,
encontré un inmenso globo azul
que alumbra la tierra.
Corríamos por el barro verde
con zapatos de pieles negros
sintiendo quebrarse
los lirios fucsias
con leves quejidos de niños.
La casa verde de humo
con vidrios azucarados
nos guiña un ojo
cada vez que volvemos.
Nos fugamos de todo aquello
para no encontrar
las rosas de cemento,
los titilantes autos
último modelo,
el ruido
las luces de neón
solos....
un instante,
una hora,
un día
con nuestros quebrantos
tocando
los hilitos de plata
en las noches
de Copiulemu.


CONCEPCION CHILE.1983

No hay comentarios:

Publicar un comentario