sábado, 9 de abril de 2011

DESDE MI CASA HASTA EL JARDIN

Los duendes gritan
y corren a mi alrededor.
Uno cuenta hasta mil y
el otro se hace el inocente
mientras su risa se desgrana
bajo el marco de la ventana.
Mientras el otro
más distraído
cuenta que cuenta
se ha dormido.
El más pequeñito y bello
de todos mis duendes
es mi Panchito.
Se hace el desentendido
y mira una linda elfa
pasar por el jardín
de enfrente.
Pero eso no es todo
han traído dulces masitas
y las van a repatir
una para cada uno
de los amigos
de mi jardín.
Por la hora de mi país
algunos la comeran de inmediato
y otros bajo su almohada
al despertar.
Le he pedido
a estos traviesos
que no los vayan a despertar.
Por hoy me despido
ya he probado las masitas
y muy sabrosas estan.
Me he sentado
bajo un hilo de la luna
para volver a jugar.
*
(Besos amistocillos y una rosa dorada para un alegre despertar).

BE BJ

No hay comentarios:

Publicar un comentario