jueves, 28 de junio de 2012

POST MORTEM

Cuando ya me muera, no me eches de menos
se quedan mis versos junto a mi silencio
oirás que trinan cual armonioso jilguero
y recordarás mi voz, que te traerá el viento.

No podré abrazarte, ni besarte de lejos.
Sé que me buscarás en la cumbre del cerro.
Seré ese lucero que te alumbre distante
seré el aroma a rosas que te arrope en invierno.

Y cuando te allegues tú, a la otramorada
te esperaré con los brazos completamente abiertos,
para darte ese abrazo que nunca nos dimos
que quedó suspendido entre mares de hielo.

Y volverán mis ojos a verse como en ese entonces
como el último pasillo donde adiós nos dijimos
donde quedó estampado mejilla contra mejilla
el aroma a retamo con que nos despedimos.

BE BJ
2006

No hay comentarios:

Publicar un comentario