jueves, 28 de junio de 2012

RAZONES PARA UNA LAGRIMA

Sé que me recordarás cuando me haya marchado
y mis pasos leves no se acerquen a tus tierras.
Al castillo feudal donde encerramos esos sueños
de rosas primaverales y límpidas acequías.

Pero ya estaba escrito que marchara a llorar
con mis versos junto al estanque de la luna
cuando ya la buena fortuna, de arrancarte una sonrisa
y de sueños que forjamos en el jardín de tus delicias

pesen tanto que parezcan ante tus ojos solitarios
una roca que no quieres como dulzura de antaño.
y es por eso que enmudezco, que se hace pesada la carga
y me marcho por senderos ,donde no me veas llorar por tu causa.

BE BJ

2006 

No hay comentarios:

Publicar un comentario