domingo, 17 de noviembre de 2013

bohemia

En el campo
de las miradas
observo tu cuerpo,
tus manos ,
tu pelo
flotando
en el invernal viento.
Te lanzas
a las calles vacías
y nadie sabe
que a tu paso
cada esquina
se ilumina
con un vendaval abrazo.
No te doy rosas
ni lirios
si no un beso
que te dure
toda la noche.
Y cuando el tibio sol
abrigue tu fantasma
porque ya te has ido
me encontrarás
en la esquina
aguardando tus latidos.

(del libro pentagrama en línea,1988)



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario