domingo, 17 de noviembre de 2013

A pesar...



A pesar, que ni me veas, ni te vea,
sabes que vas conmigo, en mi pensamiento,
y sé que cada vez que miro , estás conmigo.
Porque habitas lo hondo, de mis sentimientos.

Aunque no tengamos casa y seamos marea,
y seamos ola, imperturbablemente alba;
algo nos une con sus hilos de ternura
Tal vez sea el amor, con sus blanca  alas.

¿O será tal vez que nos necesitamos?
¿Más que con la piel, con todos los sentidos?,
Donde el viento suele, ser nuestro gran cómplice
Y no susurra con sutileza, ternuras en el oído.

Y es entonces cuando arranca presto, una sonrisa.
Espécimen cálido, pleno de burbujeantes soles,
qué asemeja al cántico de los gorriones
Cuando baten sus alas,  y llegan al nido.

be bj



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario