lunes, 4 de noviembre de 2013

AL IGUAL QUE ELENA



Tal vez yo sea como aquella Elena,
luchando fieramente en el combate.
No hay vate que mancille mi alacena
mis ojos hoy resisten sus embates.

No quiero ser aquella que se entrega
con dos palabras dulces a la cama,
prefiero ser de aquellas que alega
y que se escabulle, por las ramas.

¿Por qué solo me quieres pasajera,
Si puedo formar parte de tu alma.
Lo mismo que lo hace la estrella?.


Qué siendo de el cielo, es viajera,
perpetua en los ojos del que ama
luciendo para él su alma bella.


©Bianca_estella


2008

No hay comentarios:

Publicar un comentario