domingo, 17 de noviembre de 2013

poeta2


Botó
el último
respiro de tinta
el papel
se tiño
de la última
letra creada.
Respiro
y no logro contener
en los tentáculos nasales
ni la más mínima
y bella letra
sin que por
mis mejillas
se escape
una perla
de color ámbar.
Ahí,
en el charco sucio
de tinta verde
una luna viajera
ilumina mi mirada
con hilitos de viento,
del suave viento de plata.



 2002
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario