miércoles, 6 de julio de 2011

AJUSTANDO MIS ZAPATOS

Ajustando mis zapatos
verás que por fin te sigo,
espero no demorar mucho
no más de medio siglo.

Qué mis dedos por fin quieran
descansar los muy ladinos
y me lleven por tu senda
por tu playa hacia tu silo.

No usaré viejos tacones,
ni mis tenis, que pasaron al olvido
pero te prometo vida mía
que con estos, sí te sigo.

Bailarán mis pies traviesos
en el campo de tu trigo,
será dulce aroma a espiga
será dulce nuestro abrigo.

be bj





No hay comentarios:

Publicar un comentario