miércoles, 6 de julio de 2011

AU VENT

He vuelto a surcar en mi velero
los cerros de este Valparaíso,
y sobre el mirador de Talcahuano
caricias me ha traído el señor viento.

Son cánticos de amor a todo trapo
que suave mecen hoy a su bahía
de pluma tan alegre y tan lozana
que abren en mi alma nueva vida..

Es este viento azul de mar y tierra
que no precisa del mínimo silbido
pues su cariño sigue siendo el mismo
y anida en el desierto concurrido.

Lo siento acariciando mi mejilla
con suave palma de algido fantasma,
con beso fresco cual dulce chasquido
y radiante fuego como en una fogata.

Es él en que en mis noches solitarias
me dicta versos gentiles entre brumas,
y vuelo en alas de sus blancas plumas
como ángel citadino de esculturas.

Ahora que tan solo tengo manos,
que ya no sangran más viejas heridas
ahora que camino por la vida
en pos de ilusiones siempre efímeras

me voy con su abrazo entre mis dedos
el roce fraternal en mi mejilla
y río, río y río con su caricias
hasta que me duermo acunada por su brisa.

be bj


2008

No hay comentarios:

Publicar un comentario