miércoles, 6 de julio de 2011

LA PRINCESA

Princesa mancillada en su honor incierto,
bocanada de humo expelida lejos.
Poco importaron sus sentimientos
se convirtió en voluta que se llevó el viento.

Condujo sus sueños a sus patios internos
justo cuando pasó el ángel en completo silencio.
No pudo arrebatarle lo que guardó en secreto
encerrado en alta torre vive sonriendo.

Ha dejado atrás sus anhelos de fuego
ya sus pasos resuenan por el cemento,
ya no mira las nubes, ni quiere sustento
ni se nutre su voz de dulce condimento.

Sola en la margen del agua, a veces consiente
los caprichos mundanos de un disidente
que se llevó una tarde más que un sueño
y no comprendió nunca esos deseos

que despertó en la infausta, que a ciencia cierta
era solo una gata tan somnolienta
más parecía un peluche en una ventana
¡Qué ironía señores!, la pobre cantaba.

"La que fue reina de alacenas y palacetes
hoy de frío y de pena ya desfallece,
ya no quiere migajas que a otras le sobran
prefiere cerrar sus ojos e irse a la sombra".

be bj

2008













No hay comentarios:

Publicar un comentario