domingo, 15 de enero de 2017

Viejo lobo de mar...

Viejo lobo de mar en tu guarida.
Al asecho de tanta, sirena incauta.
A las que les das, la bienvenida...
Como ángel fugaz, con tu mirada.

Y aunque ,a veces, pequemos por ser ingenuos.
Tu mirada devela, el ser que eres.
Si tienes alas o reptas por el cielo,
o eres sultán ,entre tus mujeres.

Ese afán caótico, de acecharlo ,todo...
Entre tanta arboleda, en son dinámico.
No te deja acercarte, ni oír el agua,
qué en su paso, rumores, trae en sus manos.

Si escucharas atento, aprenderías.
Qué aún quedan muchas y de entre ellas.
Se distinguen aquellas, que ya te esquivan.
Y otras, un tanto nocturnas, que dejan huella.

Y otras que abren, sus brazos, con cierta ternura.
Para gozar a gusto de tus deliquios.
Para soltar cual rayo, su risa franca.
Cuando el sol llega a su  hemiciclo.

be bj
2016 oct

No hay comentarios:

Publicar un comentario