martes, 20 de noviembre de 2012

ABSURDOS

No voy a rendirme, bien lo sabes.
Aún cuando aullen todos los peces
y canten los lirios destemplados
me envuelva el manto de las mieses.

Aún cuando el sol cante truinfante
 y el viento deslice todas sus lágrimas,
 las nubes florezcan en estampida
aún así no me rendiré a tus páginas.

Hay sólo un rumor de cabelleras.
Una calavera, que me observa pálida,
pero el aletear de las mariposas es más fuerte
y pronto guardaré bajo llave mis alas.

No voy a rendirme, bien lo sabes
aunque el silencio sea estridente,
y desde el rìo fluya mi sangre
con sus notas suaves de disidente.

Be bj
2003





No hay comentarios:

Publicar un comentario