martes, 20 de noviembre de 2012

Aún no me acostumbro...

Aún no me acostumbro a tus ausencias,
a ser cual fantasma, lejana de tu mundo.
A que mis pies no rocen tu calidez de arena
a que el desierto me toque con sus dedos de hielo.

Aún me es extraño, maullar por los tejados.
Tejerme las palabras con sus raíces de bronce
y dejar descansando la tinta de los sábados,
y seguir siendo la misma, mucho más insomne.

 Aún me hace falta tu sonrisa de argonauta,
la palabra precisa que se yergue cotidiana
tu voz en mis columnas, en mi férrea escalinata
en los jardines profundos, en los patios del alma.


Be bj



No hay comentarios:

Publicar un comentario