jueves, 14 de abril de 2016

Son tantos los sueños.


Son tantos los sueños
Que contigo forjé.
Fueron sueños de niña.
Me convertiste en mujer.

Y luche tantas veces,
Aprendí a perder.
Como pierde el brezo,
Su mirada de ayer.

Y se agita en invierno,
Y se agita después.
Y se mece  en verano,
Con el viento….¡Lo sé!


Y en otoño padece.
¡Lo que hay que padecer!
Agitando sus ramas,
Con el frío, también.

Cuando llegan los cambios,
Viste toda su piel.
Con atavíos nuevos.
¡Porque es primavera, y hay qué florecer!


marzo 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario