miércoles, 1 de julio de 2015

renacimiento...

Ya fue suficiente de abrojos y espinas
 hoy vuelvo a retomar mi viejo camino
 plagado de rosas, de sedas muy fina
s que cubren las llagas de dolor incierto.

 Viajaré a otro mundo, a un cielo más puro
 donde no me hagan falta dos alas de ángel
 donde no haya luceros que puñales claven
 ni se vista el invierno con sus gotas de lluvia.

 En las agustas fuentes de este nuevo planeta
 volverán los deliquios a sembrar hermosura
 miraré cada cosa como si fuera nueva
 con los ojos del alma sin ninguna envoltura

 be bj
2006

No hay comentarios:

Publicar un comentario