miércoles, 1 de julio de 2015

AROMAS

Ya no me debes nada
 ni nada te debo.
 sembrados están mis surcos
 con tus bellas flores, 
 en verano vendrán
 sus primores
 y nacerán los pequeñuelos.

Para entonces me hallarás
 en silencio
 ámandote sin decir nada sin rosas, 
sin castillos, sin playa
 sola como sombra 
 ataviada en el resquicio breve
 de un instante en tu espalda

. Qué el amor te bendiga
 una y mil veces
 y no lloren tus ojos
 como han llorado los míos
 que es casi seguro
 el dolor de perderse
 en caminos distintos,
 que al fin son caminos.

 Y en la luz de su luna, 
 y en el manto de estrellas,
 y en el vuelo ingrávido
 de una blanca paloma
 quedará mi recuerdo
 asechando tu boca
 porque en tus surcos
 sin quererlo
 he sembrado 
 mis mejores aromas. 

BE BJ

2006

No hay comentarios:

Publicar un comentario