martes, 14 de octubre de 2014

La luna tuvo su eclipse


La luna tuvo su eclipse.
Ocultándose del sol.
Era tan honda su pena,
Qué en sollozos estalló.
La tierra que era su amiga,
a ocultarse la ayudó,
para que llorara a gusto.
Sin que lo supiera el sol.
Lo amaba como a nadie,
no solo por su voz.
¡Era su gesto dulce!,
de ternura. ¡Sí, señor!
Más,  solo lo contemplaba,
desde lejos con candor.
Y jamás lo alcanzaría,
porque su barco ya zarpó.
Pasado aquel eclipse,
volvió al cielo con su luz.
Rayito de luna triste
Caricia del corazón.
be bj
octubre2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario