viernes, 13 de marzo de 2015

QUIMICA

Aunque no me perteneces, ni te pertenezco.
me derriten tus besos la coraza.
(Tú me ves con los ojos de una niña
que toda su dulzura te regala).

Desde entonces, con la simpleza  de tus manos,
mis tules arrancaste, sin mediar muchas palabras.
Y se abrió la trinchera, y se hizo la tarde...
 Como un vuelo simple, de gaviotas en tus palmas.

BE Bj

No hay comentarios:

Publicar un comentario