domingo, 4 de agosto de 2013

poeta 3

La espada encendida
desdibujó el sol
y se hizo historia secreta.
(Escrita bajo una nube pequeña
o bajo la luna de plata).


ella con sus ropajes de lino
  y sus hilillos dorados
nos ha invitado a ser cómplices
de escritura cotidiana.


Tú me lees y yo adivino...
Qué tus manos y tu boca
se van por otros caminos
a buscar prístinas rosas.


Pero poeta querido
así se dan las cosas
hay que desandar

 los caminos
que un día
fueron testigos
de ese silencio

que por hermandad
nos unía.


..............
Y cuando llegue a tus manos

un hilillo de plata
envuelto en
  dorados cabellos

sabrás que es
 la hora exacta
de usar un mágico peine
  y desenrredar todos mis versos...

  y Cuando te acicale e lviento cómplice
de alguna futura madrugada
sentirás que aún late en ti

un cachito pequeño de lo albo de mi alma.

Y será en esa aurora

suspendida en el cielo,
que vendrá a herirme
el sol, con su claro descriterio.
vendrá a herirme en los ojos
para no notar tu ausencia.

y no bastará la ciencia
para lograr tal propósito.

Solo requiero un minuto
qué la tristeza se marcha
junto al viento huracanado,
Dame un minuto ,un segundo
y la tristeza se marcha.

Y verás con qué contento
alzo mi pluma al viento,
para escribirte mis cuitas.


be bj



No hay comentarios:

Publicar un comentario