domingo, 14 de abril de 2013

Huída...

Hoy me voy hacia los antros de los peces
donde no queda bohemia, ni aguante.
Es allí donde encuentras buen talante
Y el alma no se vuelve, estridente.

Es lugar donde el brillo es solo brillo,
 y el viento huracanado no nos cala.
Porque el agua es delirio de dulzuras,
 Donde todo se diluye entre las arcas.

Espejismos, silogismos y diatribas,
no tatúan nuestra piel cual esqueleto.
Son apenas una brisa de septiembre ,
Que nos roza con su calma de invierno.

2006



No hay comentarios:

Publicar un comentario