martes, 12 de febrero de 2013

EL ENGAÑO 2

Con razón,con razòn que no te hallaba.
Ya tenías quien te abrigara en este invierno.
Tu palabra desnuda prendió mi fuego
y aquel desaliño le puso agua y freno.

No era empero travieso ni travesía.
Ni espumosa sirena, ni mar de lágrimas
era eso que llaman en las quínelas
como un sueño lejano, que nunca acaba.

Diluyolo el silencio, el grillo suave
la termita que esconde su piel salvaje.
La luciérnaga frágil que te encandila
con su vestido de luces, que es brillantina.

El oscuro aleteo de una paloma,
que dejarte nunca pudo, aunque no asoma..
Pero, ¡ay del fruto que agrio se desparrama!
sobre surco inerte, abre brecha temprana.

Escupe alas de sangre, raíz de salvias.
 Y se nutre del silencio en las auroras.
tiene gotas de bruma en las mañanas
y cierra sus ojos, aún le queda dulzura.

No te olvides ni lo niegues, tu lo escribiste
lo inscribiste en mis huesos, en mi columna.
Ese olvido oscuro,que pinta a  selva
donde, gatas salvajes plasman su historia.,

acorazadas de hambre, buscan pretextos
mientras dañan las flores, con sus tormentos.
Sus hechizos son bajos,  te darás cuenta
mejor contar arena en el desierto sin dejar huella.

be bj

2003

No hay comentarios:

Publicar un comentario