domingo, 17 de febrero de 2013

CUANDO CANTAN LOS TURPIALES

Cuando oígo tu voz tan cerca mío
se deshace como un rayo mi armadura
y de vestal que canta, tristezas a la luna
me transformo en mujer sin atadura.

Tu desatas los nudos de mi cilicio
y me curas de asperezas toda el alma
aunque a veces implique perder la calma
y pareciera que me lanzo de un precipicio.

Solo tú con tus perfectos, imperfectos
con tu verbo que baila en los manglares
con tus morfemas y fonemas tan correctos
logra elevar mi verso cuando cantan los turpiales.

be bj

2008


No hay comentarios:

Publicar un comentario