sábado, 21 de abril de 2012

DAME UNA TREGUA

Dame una tregua Señor, que ya no puedo
no soy capaz de seguir por esta vida
andando los caminos de los muertos
sintiendo que las manos no caminan.


Dame una tregua pequeña aunque sea
una sonrisa amable del amigo
que este dolor de ser tan solo isla
apacigues por un rato vespertino.


Y es que nacimos para ser en la frontera
una mano que acoje al desvalido
una rosa con fragancia de quimeras
una gota de agua de sediento peregrino.


No me dejes perder esa alegría
que a veces en payaso me convierte
o en niña que ingenua ante la vida
que te mira con sus ojos inocentes.


Be bj

No hay comentarios:

Publicar un comentario