sábado, 7 de enero de 2012

RUNDIDO

A HERIBERTO...

Cuando la soledad de tu desierto
te deje "rundido" entre tus flores
recuerda que he guardado
en lo profundo de mi huerto
un rayito de luz y sus candores.

No puedo ofrecerte millares de estrellas
ni una luna blanca que sonría,
más puedes contar con mis oídos
con estas dos manos tan amigas.

¡Ya ven, al huerto que te aguardo!.
Desnúdate de dolores y suspiros
verás que pronto refortalecido
renacerás junto al mar y sus sentidos.

be bj

2005

No hay comentarios:

Publicar un comentario