lunes, 2 de enero de 2012

no me basta...

 (A Adán 35...)


No me basta el contorno de tu boca
ni la miel que destilan tus labios
ni el lucero que irradia la nocturna
noche austral, de un día de verano.

No me basta la luz de tu mirada
ni el ensueño que provocas a tu paso,
ni me basta tu risa, ni tu llanto
ni me atas con tus flores a tu carro.

Si me basta con haberte conocido,
si me basta con tenerte a veces a mi lado,
pero más me basta con mirar en tus pupilas
tu alma de reflejos puros tan dorados.


12/11/2005

No hay comentarios:

Publicar un comentario