domingo, 8 de enero de 2012

la sirena

Estalla la noche y el eterno silencio
como boca de lobo hambriento me abandona
entre suspiros y programas incierto
mi alma llora tan sola,tan sola.

Es el suspiro anhelado de la noche,
entre tus vientos de norte tan cálido,
donde duerme un sueño de mares
en que conquistas un mar desolado.

Soy allí dulce sirena de labios rojos
como fresas en estallidos de colores,
soy en mi reino de palacios de ilusiones
una gotas alada de tus antiguos ojos.

Soy de las algas compañera de mareas,
y de los viejos peces acompañante taciturna,
soy de la arena recolectora de sueños
y de tus manos un fantasma de sirena.


imagen:Alexia work
2005

No hay comentarios:

Publicar un comentario