domingo, 8 de enero de 2012

DESOLACION

Aquí estoy sentada
en el borde occipital del río
donde fluyen mis palabras.
Sin ti galopa la nostalgia
como potro salvaje, inconcluso
cabalgando en medio de la ciudad.
Nadie me ve, ni adivina
como se me escapa el corazón
entre sistoles y diástoles.
Te busco, aunque sé
que no he de hallarte.
Que te has ido tan lejos,
en barcos, en galeones de sueños
hacia nuevas batallas
combatiendo viejos dragones,
donde el desamor no es la clave
del despamparo,sino esa desolación
íntrinseca que a veces, nos seca
la boca y proferimos un suspiro amargo.

Ya pasan como a cuenta gotas las horas,
llega el amanecer y oígo
algún trino solitario. Me recuerda
tu nombre mecido por las aras del viento,
y es allí en medio de la desolación
que me voy a dormir arropada
por el manto de tu recuerdo.
¿Será porque ya te extraño?.

2005

No hay comentarios:

Publicar un comentario