domingo, 8 de enero de 2012

AY DE ESTOS OJOS MÍOS

¡Ay de estos ojos míos,
cuando no puedan verte
los poblará el rocío
con húmeda simiente!.

Con tacto de silencio
que cubre todo espacio,
del mar hasta el topacio
que al corazón condena

a estar tan solitario
que late desolado.
Pues piensa que latiendo
arrancará su llanto,

o pronunciar su sueño
para seguir soñando
allá en el alto cielo
por fin sin ningun llanto.

Morelia-Michoacán ,México
2005 


No hay comentarios:

Publicar un comentario