lunes, 2 de enero de 2012

AUN CUANDO LEJOS...

(A MI HIJA GLORIA ANDREA)

Aún cuando lejos te lleven los vientos
aquí siempre tienes las puertas abiertas,
para esos días que requieras sueños
o simplemente descansar quisieras.

Te llevas al viaje dos plantas de enebro
dos hilos dorados para que te tejas
un mundo distinto, un mundo que pintes
con tus energías que están bien dispuestas.

Te doy mis estrellas, la brisa del campo
perfume indeleble que marca las huellas
te doy los caminos del mar infinito
donde nos sentamos a olvidar las penas.

4/11/2005

No hay comentarios:

Publicar un comentario