domingo, 4 de diciembre de 2011

TU ALMA Y MI ALMA

Do quiera que vayas
mi aliento te toma
entre versos y helechos
en suave redoma.

Se alegra mi alma
al son de tu aurora
y llegan tus besos
inundando mi boca;

con presto sonido
de lluvias de rosas,
se alzan tus manos
en pos de un abrazo

que a un tiempo
su cantar entonan,
en verdes praderas
vestidas de ternura toda.

16/08/2003

No hay comentarios:

Publicar un comentario