domingo, 4 de diciembre de 2011

PRINCIPE DE MIS MAREAS...

En mi castillo imaginario izaré las banderas
en espera de aquel a quién tanto he amado.
No ha de traspasar mi castillo cualquiera
sino aquel que comprenda mi suave llanto.

¿Qué nombre tendrá el príncipe de mis mareas?
¿Será su piel tan fina como el alabastro?
¿Llegará a comprender el fondo de mis ideas?
¿llegará a quererme aunque no sepa de canto?.

No lo busco no crean, desesperadamente,
solo a veces sueño, con un sueño imposible
que llega cabalgando en alas del viento
o tal vez caminando algún día se me acerque.

Cuando por fin lo encuentre, podré cerrar mis ojos
y soñar con nubes y con brillantes luceros.
Dejaré escrito en el pétalo de una rosa solo
para él,con letras de oro, un pequeño te quiero.

6/2006 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario