lunes, 28 de noviembre de 2011

SENDERO DE LAGRIMAS

Hoy no quiero abrir los ojos estoy cansada,
insurrecta posición marcan mis dedos.
Hoy quiero deslizarme entre las sábanas
y dejar que se acerque el aguacero.

Por favor no me regales un paraguas.
¿Para qué, qué consuelo me traería?.
Es mejor, dejar que recorran las calles
esas lágrimas que avanzan casi furtivas

por senderos que nadie más que tú conoce
que vedados han quedado a los legos,
ellas son, solo como nieves que en verano
han de formar charcos de agua sobre el pavimento.
BE BJ
9-2005

No hay comentarios:

Publicar un comentario