sábado, 5 de noviembre de 2011

DOS EN LA CIUDAD

Ronda tan gigante.
Acerados vuelos,
fantasmas la habitan
en tono habitual.

Mas tú y yo unidos
en sonrisa cómplice,
nos sentimos dueños
de toda la ciudad.

Nos mira un ángel
dorado en su atrio,
sonrié en un guiño
al vernos pasar.

¡Parecen dos niños
de amor revestidos,
resplandencientes soles
en medio de un fanal!.

Y vamos andando
con nuevos vigores,
con pura constancia
de fuego otoñal

las calles son nuestras
mi brillo en tu brillo,
en tanto se muere
la tarde en su silo.

Gris está el mármol
frío está el asfalto,
más el fuego sigue
alto y encendido.

Somos dos paseantes
por tenura unidos,
entre rosas blancas
con amor sencillo.




BE BJ
2006

No hay comentarios:

Publicar un comentario