miércoles, 4 de agosto de 2010

FUE UNN HOMBRE DE LUZ

Fue un hombre de luz en toda su esencia.Una claridad inmensa in crescendo.Compartimos muchas veces algunas letrasque me abrieron los ojos a otro universo.Fueron tiempo de anacronía amargadonde todos eran grandes enemigos,donde se tejía cotidianamente la tristezay se hacia latente la guadaña del destino.A pesar de todo ello siempre supoelevar la bandera a plena asta,y cruzaron sus letras las montañasa esta faja angosta de la patria.Aunque escuetas eran mis palabrasporque no era más que provinciana,respondióme siempre con solturasin que a su pluma faltase como entintarla.Nunca hizo diferencia de dos mundosde estas dos distancias siderales,Siempre vi prodigar con alegríasu sencillez de alma entre los mortales.Fue su mortaja y refugio, la gran capital Federalen el cruce de Monterrey y obrero Mundialen la colonia Roma, se halla para siempre dormidodejándonos por herencia, sus ideales establecidos.Chile febrero de 2007

No hay comentarios:

Publicar un comentario